LA IGLESIA

La Iglesia parroquial dedicada a San Miguel Arcangel, Principe de la Milicia Celestial, patrón de la localidad, está situada en un extremo del pueblo, en el límite de un barranco en el que se cultivan pequeños huertos y donde existía un abrevadero de caballerías, una fuente de agua de manantial de la que con botijos y cántaros se surtía la gente para el consumo y el "lavadero" en el que se realizaban las coladas familiares (hoy por desgracia destruído).
Se supone que data del siglo XV, con posterior restauración o ampliación uno o dos siglos más tarde. Dos estilos de arquitectura, y por consiguiente dos épocas de construcción manifiesta su fábrica; la parte antigua es gótica, como se ve por las crucerías de la bóveda, la parte moderna perteneca al renacimiento.Tien doce altares.
Sus dimensiones interiores son 27,71 metros de largo, 17,70 de ancho y 9,75 de alto. Consta de tres naves y un coro a cinco metros de altura que tenía una sillería de dos filas para sacerdotes y cantores y un órgano del que solo queda una preciosa caja del siglo XVIII.
Tiene adosada una torre de 38 metros de altura formada por cuatro cuerpos, el primero de piedra y planta cuadrada, los otros tres ochavados en ladrillo. Cuenta con cuatro campanas y ha sido recientemente restaurada en todo su conjunto, recubierta con teja de cerámica y la culmina una veleta adosada a un para rayos.
En la actualidad dispone de un sistema de iluminación nocturna, desde el año 1996, que realza su fachada los festivos y fines de semana. Su portada renacentista es sobria, con dos cuerpos, en el superior de los cuales hay una estatua de San Miguel. En el lugar que ocupa la casa parroquial adosada, se encontraba antiguamente el cementerio, aunque tambíen se realizaron enterramientos dentro de la iglesia descubiertos durante la restauración.